Praeter um sententia

¿Qué es vivir en un país en vías de desarrollo? Ofrecemos el punto de vista de uno. La intención es mostrar las ideas detrás de vanguardia en un medio ambiente de seguidores

Buscar este blog

Cargando...

jueves, 17 de septiembre de 2009

POLÍTICA>La historia nos juzgará

Dado que la mayoría de los hondureños viven en condiciones de extrema pobreza y la implementación de un modelo neoliberal les es desfavorable. Las ventajas que dio el Estado de Honduras durante el siglo XX, permitió que las empresas extranjeras se quedarán con las ganancias obtenida con recursos hondureños. Ahora los hondureños no tienen capital y ante la situación actual, un mundo globalizado, indicadores como la mendicidad y la sensación de inseguridad han incrementado.

¿Qué puede hacer el gobierno de Honduras ante esta situación?

Son muchos que los que estan en contran de que se adopte un modelo neoliberal y que argumentan que no es conveniente que Honduras firme tratados de libre comercio ye integrarse a un mercado global.

Hace algun tiempo, el Presidente Zelaya afirmó que el futuro de Honduras estaba en el sur de América, firmando convenios con países como Venezuela y Bolivia. Con gobiernos de corte izquierdista.

Cualquier modelo económico que haya concebido la mente humana es una utopía. Tal vez en teoría parezcan maravillosos y que solucionaran todos los problemas dentro de los grupos sociales, pero la verdad es que el humano es egoista por naturaleza. Por este motivo el comunismo, que propone que no exista la propiedad privada y que todos compartan los mismos bienes, fracasó. Por este mismo motivo el capitalismo parace tan inhumano, los grandes capitalistas no piensan en las necesidad de los pobres trabajadores.

Mas aún, aunque han tenido detractores y críticos a lo largo de la historia, el modelo capitalista ha provado ser existoso. Aunque hay muchos teóricos que defienden el capitalismo, no fue ninguno de ellos el que lo ideó. El capitalismo surge de manera natural. Así como surge de manera natural el esclavismo. El hombre siempre busca la manera de satisfacer sus necesidades: por eso en un dado momento concibe la idea de una moneda, la idea de esclavizar a otros para provecho propio, luego, la idea de pagar a otros por un trabajo y así eximirse de hacerlo.

El Cardenal Rodríguez tiene razón, los grandes capitalistas deben aplicar la ética, no sólo con sus contemporáneos, sino también con sus trabajadores, la tan valiosa mano de obra que hacen posible sus ganacias. La solución no es crear otro modelo económico, sino que el hombre abandone un poco su naturaleza egoísta. Sería ideal que un empresario, para calcular cuánto pagar a un trabajador, que se pusiera en su lugar. Tal vez no es necesario que se ponga a pensar en cada caso específico, cuántos hijos tiene cada trabajador, cuánto paga de renta. Que haga lo justo. Que piensa cuánto cobraría él por hacer el trabajo que pide hacer a su obrero.

25 de julio de 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Datos personales