Praeter um sententia

¿Qué es vivir en un país en vías de desarrollo? Ofrecemos el punto de vista de uno. La intención es mostrar las ideas detrás de vanguardia en un medio ambiente de seguidores

Buscar este blog

Cargando...

martes, 7 de septiembre de 2010

Qué esperar

¿Por qué será que los países más rezagados en cuanto al desarrollo mundial siguen siendo los africanos y latinoamericanos? Con tristeza nos enteramos de la matanza de varios latinos en México en su ruta hacia su "sueño americano". A la hora de buscar culpables, para algo que si somos buenos, se ha mencionado a los narcotraficantes, a los "coyotes", al gobierno mexicano, pero tal vez la conclusión más acertada es la que nos lleva a darnos cuenta que no hay oportunidades en las sociedades del nuevo continente.
¿Será que alguna vez las cosas cambiaran para estos pueblos? Sinceramente, viviendo con la cultura hondureña se me hace difícil pensar que el curso de esta historia cambiará.
Si empezamos por aceptar que la educación es la base para el desarrollo, no es difícil imaginar una Honduras en el tercer mundo en el futuro. De por sí no todos los niños tienen acceso a la educación y los "afortunados" que logran asistir a clase, generalmente se ven defraudados por sus docentes que no se presentan a las aulas. Estos últimos, no conformes con destruir ilusiones de millones de escolares, la dirigencia magisterial se empecina en interrumpir el libre desarrollo de la actividad económica en el país defendiendo sus "conquistas". Hasta podría decirse que muerden la mano que les da de comer. Deberían tener presente que su salario sale de los impuestos que da como resultado la actividad comercial.
Además de los obstáculos que desarrollo que las manifestaciones de los colegios magisteriales representan, el hondureño honesto debe lidiar con cuanto caprichoso se le antoje “reclamar sus derechos”. En esta nación es de lo más común encontrarse calles de ciudades cerradas y carretera tomadas por grupos manifestantes, que no se conforman con dañar la economía, también maltratan al ambiente quemando llantas, como si quedaran muchas fuentes de oxígeno en este mundo.
Y por si el panorama no es lo suficientemente desalentador, ahora Honduras debe, también, sobre ponerse a los destrozos que el grupo denominado Frente Nacional de Resistencia Popular. Estos van más allá, no se conforman con impedir el desarrollo libre de las demás personas, sino que se empecinan destruir cuanto bien público o privado se encuentre a su paso. Si la riqueza del país no es muy abundante, esta se ve reducida por este grupo.
Para ponerle el último clavo al ataúd, vemos que aquí ocurre un patrón contrario al que ocurre en el resto del mundo en cuanto a infraestructura. Lo normal es que la madre naturaleza se vea invadida por las poblaciones humanas. En la particular historia de Honduras sucede al revés, es más lo que los desastres naturales destruyen de las edificaciones humanas a lo que el hondureño puede construir.
Ante todo esto que vivimos, sólo nos resta rezar con la oración del destacada Froylan Túrcios “Bendiga Dios la pródiga (el término cabe ya que este territorio también es creación de Dios) tierra en que nací”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Datos personales