Praeter um sententia

¿Qué es vivir en un país en vías de desarrollo? Ofrecemos el punto de vista de uno. La intención es mostrar las ideas detrás de vanguardia en un medio ambiente de seguidores

Buscar este blog

Cargando...

jueves, 16 de septiembre de 2010

Honduras vivió una verdadera fiesta cívica

Tegucigalpa,

Honduras

Cada corazón hondureño latió ayer más fuerte. El fervor patrio que se vivió con la celebración del 189 aniversario de independencia lo inyectó de amor y orgullo por esta tierra catracha.

La fiesta cívica inició a las 6:00 de la mañana con la izada de los pabellones de las cinco repúblicas que lograron su independencia en 1821 (Honduras, Guatemala, El Salvador, Costa Rica y Nicaragua).

Simultáneamente, los primeros siete de los 21 cañonazos, ejecutados con tiros de salva, marcaron desde el cerro Juan A. Laínez la festividad en honor a la patria.

A las 6:30 am, el presidente Porfirio Lobo Sosa, frente a la estatua del prócer unionista Francisco Morazán, localizada en el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), dio el tradicional grito de: "¡Viva la independencia, viva Honduras!"

El mandatario estaba acompañado por su gabinete de gobierno, las autoridades de los demás poderes del Estado y público presente que madrugó a inaugurar las celebraciones cívicas.

Fervor patriótico

A las 8:00 de la mañana, el primer colegio privado, de los 36 en total que participaron en los desfiles patrios, hacía su salida desde el BCIE con dirección al estadio Tiburcio Carías Andino.

El instituto Jarimer, de la colonia San Miguel, fue el encargado de ponerle ritmo, color y sabor patriótico al bulevar Suyapa, que lucía lleno de espectadores, resguardados por un fuerte despliegue policial.

Contrario a años anteriores, la presencia de los cuerpos de seguridad sobrepasó en esta ocasión los tres mil efectivos, incluyendo militares, "Cobras", policías preventivos y de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC).

El toque original y divertido a los desfiles lo pusieron los alumnos del instituto Senderos de Luz. En su presentación, estos muchachos hicieron reír al público con las extravagantes mojigangas de varias personalidades de la vida política del país.

Asimismo, tomaron muy en serio la campaña de la Secretaría de Salud que dice "¿cómo se mata el zancudo?", solo que ellos llevaban un ataúd donde introducían a todos los malos de Honduras.

El calor era apremiante y los ritmos movidos con las canciones del momento incendiaron el ambiente festivo.

Las bandas marciales se lucieron con sus interpretaciones. La cumbia, salsa y punta pusieron a bailar a los capitalinos.

Una de las bandas que contagió de adrenalina pura a los presentes, con sus ocurrentes movimientos y ritmos, fue la del instituto Iberoamericano.

Estos jovencitos hicieron un carnaval en el bulevar y a plena luz del día. La gente disfrutó de su contagiosa música y del espectáculo aparte que dieron sus integrantes al hacer hasta coreografías con instrumentos y todo.

Mientras tanto, las bellas palillonas y pomponeras de los institutos Modelo, José Cecilio del Valle, Secretariado Honduras, Renacimiento y Villa Señor, entre otros, se robaban las miradas de sus espectadores.

La mayoría de los centros educativos privados que desfilaron eran cristianos evangélicos.

Incluso, en medio de los desfiles se enfiló un buen grupo de jóvenes de la iglesia Gran Comisión, quienes saludaban al público con citas bíblicas y mensajes de Jesús.

Fiesta nacional

A las 10:30 de la mañana, el primer instituto hacía su ingreso al estadio nacional.

Y si el ambiente en el bulevar Suyapa estaba cargado de fervor cívico, adentro del estadio nacional se triplicaba el sentimiento.

Todos los sectores del complejo deportivo estaban a reventar de espectadores, quienes celebraban y animaban las participaciones de los institutos.

En el sector de silla se localizaba el estrado principal, donde los estudiantes hacían su mejor presentación frente al presidente Lobo Sosa, el titular de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Jorge Avilés, el presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, y demás ministros del gobierno presentes.

A las 12:00 del mediodía, siete cañonazos más acompañaban las notas del Himno Nacional, que los capitalinos cantaban al unísono.

Minutos más tarde, cinco intrépidos paracaidistas, quienes se lanzaron desde más de 10,000 pies de altura, daban inicio al tradicional espectáculo aéreo de las Fuerzas Armadas de Honduras (FF AA).

Ocho aviones de combate cuya velocidad máxima supera su sonido, entre F-5, tucanos T-27, bell 4-12 y UH-1H, surcaron los cielos capitalinos, llenando de euforia a los presentes.

Al cierre de los desfiles, alrededor de las 2:00 de la tarde, donde participaron 36 de los 45 institutos que oficialmente anunciaron las autoridades de Educación, el gobierno premió a las tres mejores bandas marciales.

El primer lugar, cuyo premio son 150,000 lempiras en efectivo y 20 computadoras, fue otorgado al instituto Dionisio de Herrera.

El segundo lugar recayó en el instituto Modelo y el premio fue de 100,000 lempiras y 15 computadoras.

El tercer lugar lo obtuvo el instituto Cultura Nacional, que se hizo acreedor a 50,000 lempiras y 10 computadoras.

La pareja presidencial se comprometió a equipar a las tres bandas ganadoras con instrumentos nuevos.

Los actos protocolarios cerraron ayer a las 6:00 de la tarde con el lanzamiento de los últimos siete cañonazos.

Marcha paralela

De forma paralela, en el bulevar Morazán, los seguidores del ex presidente Manuel Zelaya celebraban también su independencia.

A las 9:00 de la mañana, los dirigentes de la denomina resistencia popular dieron el silbatazo de salida, a inmediaciones de la plaza Tigo, al final del bulevar Morazán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Datos personales