Praeter um sententia

¿Qué es vivir en un país en vías de desarrollo? Ofrecemos el punto de vista de uno. La intención es mostrar las ideas detrás de vanguardia en un medio ambiente de seguidores

Buscar este blog

Cargando...

jueves, 1 de abril de 2010

Triduo Pascual

La celebración de la tarde del Jueves nos introduce en el Triduo Pascual. El viernes santo conmemora la muerte del Señor Jesús. Los judíos y romanos lo condenaron a muerte, fue torturado y arrastrado hasta el suplicio terrible e ignominioso de la cruz. Y nosotros queremos vivir muy dentro el dolor de Jesús, y al mismo tiempo queremos vivir nuestra fe más profunda en él. Porque creemos que su fidelidad al amor hasta la muerte ha roto el círculo de mal y de pecado en el que la humanidad estaba aprisionada. Un hombre como nosotros, ha amado totalmente, ha sido fiel a Dios totalmente, ha vivido si pecado totalmente. Y todos nosotros, hermanos y hermanas suyos, podemos unirnos a él, y emprender con él el camino de la vida y la salvación. El camino de Dios. Contemplando la cruz de Jesús, afirmamos nuestra fe y nuestro agradecimiento. Y en silencio, esperamos que el fruto resplandeciente de su vida nueva se abra en la noche santa de la resurrección. Dice el misal: "Durante el Sábado Santo" la iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, meditando su pasión y muerte". Jesús ha muerto, y nosotros, como nos dice el evangelio, contemplamos su sepulcro y nos dejamos llenar nuevamente de él. Y en su rostro, vemos reflejada toda la desolación, todo el sufrimiento de la humanidad y también nuestro propio sufrimiento. Y al mismo tiempo, en este rostro, vemos también reflejada toda la esperanza, porque la muerte no es el final, ni lo es el sufrimiento, ni la desesperanza, ni tampoco la opresión y la injusticia. Más allá está el amor y la vida. Jesús, con la fuerza del amor de Dios, vencerá a la muerte y abrirá el camino de la vida para toda la humanidad. Y el Sábado Santo, mientras contemplamos a Jesús en el sepulcro, vivimos en silencio y con espíritu de oración esta esperanza. La esperanza que esta noche vamos a celebrar. En la noche del Sábado Santo, en la alborada del primer día de la semana, celebramos que el amor de Jesús ha vencido para siempre sobre el mal y el pecado y la muerte. Y es el día que celebramos el camino de la vida y de la salvación que Jesús ha abierto para nosotros. Por eso, la noche de Pascua, la noche de la resurrección de Jesús, es la fiesta más importante para los cristianos. El Domingo de Resurrección esta fiesta continúa, la celebración de la Eucaristía de este día es una anuncio gozoso de la victoria de Jesús sobre la muerte, y de la vida nueva que él inicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Seguidores

Datos personales