Praeter um sententia

¿Qué es vivir en un país en vías de desarrollo? Ofrecemos el punto de vista de uno. La intención es mostrar las ideas detrás de vanguardia en un medio ambiente de seguidores

Buscar este blog

Cargando...

viernes, 11 de marzo de 2011

El Ayuno

La Cuaresma, con el fin de alcanzar la reconciliación, a varios niveles, para acercarnos al estado de gracia, propene las prácticas de la oración, la caridad y el ayuno. Cada práctica cuaresmal tiene un fondo que le da su razón de ser.

El Diccionario de la Lengua Española define el ayuno como "Manera de mortificación por precepto eclesiástico o por devoción, la cual consiste sustancialmente en no hacer más que una comida al día, absteniéndose por lo regular de ciertos alimentos." Esta forma de mortificación tiene una razón de ser; y no es que las prácticas de masoquismo acercan a los fieles a la santidad. El cristiano debe ser desintersado, debe ser capaz de desprenderse de lo que tiene para darlo a otro por amor; a ejemplo de Cristo que dio su vida por amor.

Visto desde el punto de Abraham Maslow, alimentarse está dentro de las necesidad fisiológicas, las necesidades más básicas que una persona pueda tener. Así que si nos privamos de algo tan elemental para mantenernos con vida, como es alimentarnos, seremos, luego, capaces a desprendernos de cosas más superficiales, caprichos, para poder atender las necesidades de nuestros hermanos y hermanas.

En la actualidad, no estamos necesariamente llamados a dejar de comer para cumplir con el ayuno cuaresmal. Podemos ayunar de muchas formas, lo importante no es la forma, sino el fondo. El sentido del ayuno durante Cuaresma es que sepamos abandonar algo que nos causa satisfacción y destinar los recursos que empleabamos para conseguir lo que hemos abandonado para ayudar con las necesidades de otros hermanos y hermanos. Tradicionalmente, se acostumbre no comer carne los viernes de cuaresma, para que este sacrificio, si acaso lo es, tenga sentido cristiano, deberíamos emplear el dinero que destinaríamos a comprar la carne para comprar alimento para los hambrientos por ejemplo. ¿Y los vegetarianos, que nunca comen carne? No comer carne durante Cuaresma no es una causa de aflicción para ellos. Pueden abandonar otra comida favorita o habito.

El ayuno cuaresmal va más allá de privarse del alimento, es privarse de algo predilecto para darlo a alguien que lo necesite más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Datos personales