Praeter um sententia

¿Qué es vivir en un país en vías de desarrollo? Ofrecemos el punto de vista de uno. La intención es mostrar las ideas detrás de vanguardia en un medio ambiente de seguidores

Buscar este blog

Cargando...

lunes, 4 de julio de 2011

A 222 años de la toma de la Bastilla


La Bastilla de San Antonio protegía el costado oriental París. Durante varios siglos cumplió un papel fundamental en la defensa de la ciudad, pero con el paso del tiempo perdió su importancia estratégica y se convirtió en prisión estatal. fue edificada durante el reinado de Carlos V de Francia, de 1370 a 1383 por Hugo Aubriot. Medía sesenta y seis metrs de largo por treinta y cuatro metros de ancho y veinticuatro metros de altura al nivel de las torres, y estaba rodeada por fosos de 8 m de profundidad. Las ocho torres se llamaban Torre de Coin, de la Capilla, del Tesoro, de la Condesa, de la Bertraudiére, de la Basinière, del Pozo y de la Libertad.


Se trataba de una prisión confortable para las altas personalidades, aristócratas y burgueses, que disponían de verdaderos departamentos con servicio y buenas comidas. Sin embargo, existía una parte más convencional no tan agradable para los prisioneros comunes, y el edificio contaba también con celdas de castigo.


La toma de la Bastilla


El 14 de julio de 1789, a las 10:30, hora local, bajo la presión de la muchedumbre, los electores de París reunidos en la Cámara municipal, envían una delegación al gobernador de la Bastilla, Bernard-René Jordan de Launay, para pedirle que distribuya la pólvora y las balas a los parisinos que deben formar la milicia burguesa. La delegación es recibida amablemente e invitada, incluso, a desayunar, pero no consigue convencer al gobernador. Una hora después. una segunda delegación conducida por el caballero Jacques Alexis Thuriot y Luis Ethis de Corny, es enviada a la Bastilla. Sin resultado. La muchedumbre armada con los fusiles obtenidos en Les Invalides se agolpa frente a la Bastilla. Después de mediodía, los defensores de la Bastilla, abren fuego contra los revolucionarios por orden del gobernador. Luego, una tercera delegación encabezada por el abad Claude Fauchet es enviada a la Bastilla. Todavía más tarde, una cuarta delegación acude a encontrarse con Bernard-René Jordan de Launay, sin resultado alguno. La guarnición de la Bastilla y los amotinados se enfrentan entre sí. Ya a las 15:30, un destacamento de 61 guardias franceses dirigido por Pierre Hulin, antiguo sargento de la guardia suiza, llega a la Bastilla con cinco cañones sustraídos esa misma mañana de Les Invalides. Se emplazan frente a las puertas y puentes levadizos de la Bastilla, disparan contra ellas y la Bastilla capitula. Finalmente a las 17:00, la muchedumbre invade la Bastilla, libera a los siete prisioneros comunes que estaban encarcelados, se apodera de la pólvora y de las balas y lleva a la Cámara municipal la guarnición de la Bastilla. Durante el trayecto, el gobernador es asesinado cortándole la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Datos personales