Praeter um sententia

¿Qué es vivir en un país en vías de desarrollo? Ofrecemos el punto de vista de uno. La intención es mostrar las ideas detrás de vanguardia en un medio ambiente de seguidores

Buscar este blog

Cargando...

jueves, 20 de mayo de 2010

VARIOS> Autoconocimiento

El autoconocimiento es la base para la autorrealización. El proceso de del autoconocimiento es paulatino y dinámico. Hay que conocerse a sí mismo para poder cambiar la realidad personal hacia una meta deseable. No se puede dejar el fin último de la vida humana al azar. Es insostenible tratar alcanzar un estado último de satisfacción sin el autoconocimiento.
El autoconocimiento no se logra en un solo intento, es más, posiblemente los primeros ensayos del autoconocimiento sean inconscientes. El deseo del autoconocimiento en las personas posiblemente aparezca hasta luego de tener las primeras vagas nociones de sí misma. Estas deben existir para despertar un curiosidad sobre el propio existir. De ahí nace un ideal de lo que se desea llegar a ser. Cuando se junta una impreciso entendimiento del ser y un deseo del ser, surge entonces el deseo del autoconocimiento. Luego del autoconocimiento no inducido, por así llamarlo, el proceso se vuelve engorroso y largo. Otros ya han establecido que no es posible llegar a conocerse totalmente, pero el intento es imperativo. Lo que hace que el proceso de conocimiento propio sea paulatino es el hecho de la inmensidad de la realidad humana, que abarca un cuerpo físico, un alma, un entorno, que tal vez no lo determine pero lo influencia; una historia y una naturaleza. Cada uno de estos elementos responde a diferentes variables que los hacen complejos por sí mismos. Estos elementos, todos, aportan a la multiplicidad del ser integro. El proceso es dinámico ya no hay un método establecido para el autoconocimiento, cada quien va descubriendo el suyo en el camino. También, la historia y el entorno ejercen fuerzas para que el ser no sea el mismo a través del tiempo, así, el individuo se puede dar cuenta que en un periodo ya no se conoce lo que se conocía en el pasado.
Para poder cambiar la realidad personal hacia una meta deseable, hay que conocerse a sí mismo. La vida por sí misma se busca un fin. El ser el humano un ser vivo, éste tiene un fin para su vida. Este fin es inherente y propio de cada persona. Para lograr descubrir este fin personal, la sabiduría debe estar presente en la persona para lograr ser útil y benéfico en su realidad. Y según Calvin “la sabiduría consiste de dos cosas: el conocimiento de Dios y el conocimiento propio”, esto nos da una primera luz de la importancia del autoconocimiento para la realización personal. Para alcanzar esta autorrealización es importante saber cuáles son las virtudes y dones que cada uno puede aprovechar en pos de esta meta. De este modo es necesario conocerse para saber que meta es posible alcanzar y cómo se hará para alcanzarla.
Algunos podrán decir que la felicidad plena se puede lograr, sin que sea necesario el autoconocimiento, pero la razón de nuestro ser no se puede dejar en las manos de azar, esperando que sea nuestro entorno el que nos retribuya. Ciertamente en algunos casos se cumple el refrán popular “el que para tamal nació, del cielo le caen las hojas”, pero no podemos pasar por esta vida esperando que sean los demás o el ambiente, la historia en la que nos desenvolvemos nos realiza. Son los esfuerzos propios los que aseguran el logro de la autorrealización. Es cada quien sabe que es lo que quiere llegar a ser, según sus aptitudes, sus valores y sus virtudes, no es el universo el que conspira para alcanzar lo que uno desea para ayudar alcanzarlo, como afirma Paulo Coelho.
Cada uno quiere moldear su vida para ser recordado como cada quien quiere ser recordado, incluido en este transcurso está la autorrealización que requiere, grandemente, del autoconocimiento. El autoconocimiento es útil para saber dónde estamos, dónde queremos llegar y la posición relativa entre estos dos puntos. Como afirma insistentemente Danilo Rivera “no se puede cambiar una realidad que no se conoce”. Así no podremos cambiar nuestra realidad, hasta lo que esperamos llegar a ser si no nos conocemos. “Los hombres olvidan dónde conduce el camino y con lo que se encuentran cada día les parece extraño a. No debemos actuar y hablar como hombres dormidos” Heráclito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Datos personales