Praeter um sententia

¿Qué es vivir en un país en vías de desarrollo? Ofrecemos el punto de vista de uno. La intención es mostrar las ideas detrás de vanguardia en un medio ambiente de seguidores

Buscar este blog

Cargando...

jueves, 24 de noviembre de 2011

Parroquianos experimentan las bondades de la hermandad en reciente viaje a Centro América

Esta es la traducción de un artículo publicado en The Catholic Telegraph, El Periódico Oficial de la Arquidioses de Cincinnati]

[Corzine, N. (November 21, 2011). Parishioners experience gifts of twinning on recent trip to Central America. The Catholic Telegraph.

http://www.thecatholictelegraph.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2448%3Aparishioners-experience-gifts-of-twinning-on-recent-trip-to-central-america&catid=1%3Alocal&Itemid=2


]


ARQUIDIOSESIS- Cuando Paul Drzewiecki visita la parroquia de Santo Domingo Savio en Tegucigalpa siente como que “está volviendo a casa”.


Drzewiecki es un miembro de la parroquia de Santa Margarita de York en Loveland. Él y, su hermana de parroquia, Tracy McNulty fueron pieza clave para que Santa Margarita estableciera una relación de hermandad con la comunidad de fe en Honduras el año pasado.


El 29 de octubre, Drzewiecki y McNulty se embarcaron en un viaje de once días a El Salvador y Honduras. Ellos acompañaron a una delegación de laicos comprometidos de la parroquia de San Miguel en Fuerte Laramie y de los Santos Ángeles en Sydney. Estos hermanos han estado investigando sobre el proceso de relaciones de hermandad con otras comunidades. Mike Gable, director de la oficina de misiones de la arquidiosesis, también viajó con la delegación.


Los primeros seis días del viaje se realizaron en El Salvador, reuniéndose con miembros de comunidades locales. El grupo conoció dos familias que eran patrocinadas por miembros de la parroquia de San Miguel mediante Fundación Cristiana para Niños y Mayores (CFCA por sus siglas en inglés). El grupo también participó en una inmersión ofrecida por Cristianos por la Paz en El Salvador (CRISPAZ). Con oficinas en Cincinnati y San Salvador, la agrupación es una organización basada en el fe que ayuda a comunidades pobres y marginadas compartiendo sus historias de fe, justicia y liberación humana de la guerra civil de El Salvador. Aunque CRISPAZ no tienen un programa de hermana formal, ellos ayudan a partes interesadas con la organizaciones salvadoreñas que buscan hermanos para sus comunidades.


Después de El Salvador, se dirigieron a Tegucigalpa, Honduras, donde presenciaron como se han desarrollado las hermandades de Santa Margarita con dos parroquias de la arquidiosesis de Tegucigalpa. El equipo fue bienvenido por ambas parroquias hermanas, Santo Domingo Savio y San José Obrero. Hermanos de Santo Domingo Savio generosamente llevaron a los viajeros a sus casas, donde se pudieron sumergir de lleno en la vida eclesial ahí. Según Gable, el grupo -aprendió que la hermandad es realmente un esfuerzo para ayudar a cada parte a crecer en solidaridad con cada una y Jesús como nuestro cimiento.


-Esa solidaridad incluye aprender sobre las diferencias políticas, económicas, culturales y retos sociales y virtudes del otro. A medida que las situaciones de Honduras y El Salvador se compliquen, podemos darnos fuerza los unos a los otros.


Mientras estuvieron en Honduras, la delegación se reunió con el Cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, el arzobispo de Tegucigalpa, que los recibió como -misioneros y amigos de la parroquia-. Él habló de crisis económica mundial y el crecimiento de la pobreza alrededor del globo y sus efectos en la arquidiosesis.


Actualmente, sesenta porciento de la población de Honduras es menor de veinticinco años. La gran población joven, acompañada las condiciones económicas, representan retos para los líderes arquidiosesanos mientras tienen que encontrar nuevas formas de mantener a la juventud ligada a la vida eclesial y prevenir que se unan a maras y se involucren en el tráfico de drogas. El Cardenal Rodríguez está animado por las relaciones de hermandad dentro de su arquidiosesis y ve la solidaridad como una forma de combatir estos problemas dentro de su comunidad y alrededor del mundo.


La hermandad ha sido llamada “un símbolo de completa catolicidad” por el Cardenal Rodríguez, involucra una relación activa entre las parroquias de EEUU y la parroquia hermana localizada en otra parte del mundo. La hermandad es un esfuerzo de solidaridad y entendimiento entre dos parroquias, no de paternalismo y dependencia. “Es auténticamente católico”, dijo Gable. “Es una oportunidad para las parroquias católicas de diferentes partes del mundo para estar una junto a la otra en solidaridad junto con la iglesia universal”.


Le preguntamos sobre a la hermandad a Lourdes Chavarría de Santo Domingo Savio y dijo: -Nos damos cuenta de que no estamos locos o solos viviendo de acuerdo a la fe en Cristo. Para la comunidad parroquial en general ha sido una buena experiencia el ver más allá de nuestras necesidades y orar los unos por los otros, sin importar que estén en otro país. Son nuestros hermanos y hermanas.


-Cuando compartimos la misa dominical, descubrimos que su experiencia de fe es extraordinaria y me hizo sentir a mi, y a mi familia, orgullosa de ser católica. Somos, verdaderamente, el cuerpo de Cristo, con muchas, muchas partes.


Ann Bollheimer, asociada entre San Miguel y CRISPAZ, estuvo más de un año ayudando a planear y organizar el viaje. Ella visitó tanto El Salvador como Honduras en el 2008 y quiso compartir su experiencia con otros miembros de la parroquia. Ella organizó el viaje y tuvo la oportunidad de compartir el concepto de la hermandad a los parroquianos y darles una idea de que tan envolvente puede ser una hermandad. Ella entiende que llevar este compromiso a toda la comunidad requiere empoderarse y entenderlo completamente. A través de este viaje, Bollheimer espera que los miembros de la delegación usen su experiencia para ayudar a llevar la experiencia de la hermandad a toda la comunidad.


Paul Timmerman, de San Miguel, compartió como la experiencia la cambió su perspectiva de la hermandad. -Mientras nos preparábamos para nuestro viaje, nos estábamos del todo conscientes de lo que podríamos encontrar. Estábamos totalmente sorprendidos de la forma en que nos recibieron con sonrisas cálidas, corazones abiertos y abrieron sus hogares y vidas para que camináramos y viviéramos en solidaridad con ellos.


-Escuchamos de mucha adversidad y violencia en estos países, aun así, nunca sentí miedo, en ningún momento, ya que sentí que el Señor estaba con nosotros. Las últimas cuatro noches realmente fueron lo mejor del viaje mientras me quedé en la casa con mis anfitriones. Ellos fueron una verdadera fuente de inspiración de una fe fuerte y solidaridad; me enseñaron cosas que estarán conmigo por el resto de mi vida. Esta fue una experiencia que verdaderamente cambió mi vida y la forma en como veo a la gente , el mundo y como practico mi fe-. Dijo Timmerman.


Tim Bodenhorn de la parroquia de los Santos Ángeles concuerda con que: - Nuestro viaje fue una experiencia que nos llevó hacia la humildad. A primera vista, había tanta desesperación, tanto contraste del mundo que dejamos para visitar Centro América. Vida vivida detrás de alambres de púas, barras de hierro y puertas de acero; guardias armados caminando en las calles de los vecindarios; la presencia perenne de pobreza y falta de oportunidades-.


-Pero, después hubo esta gente -tan cálida, acogedora y llenos de exhuberancia para contar su historia a cualquiera que estuviese dispuesto a escucharlos, especialmente sus visitantes de los Estados Unidos. En ellos vi esperanza, no en las cosas, pero en la vida que ellos esperan, la vida por la que ellos trabajan cada día. La gente está tan orgullosa de sus familia, sus comunidades y sus tradiciones de fe. Parecen tener tanto más y por eso todos fuimos bendecidos en vivir esa experiencia.


Si una parroquia está considerando una relación de hermanamiento, McNulty ofrece este consejo: -Tenga en cuenta que como las citas. No firme un contrato de inmediato. Conozca a la parroquia y de sus miembros. Conozca sus necesidades y vea si la parroquia está en buena forma. "


Gable concuerda: -Creo que el hermanamiento, como el matrimonio o las relaciones cercanas, tiene grandes expectativas. Después de haber aprendido acerca de una importante necesidad de tu pareja, tienes algún responsabilidad de responder de una manera significativa. Después todos hemos escuchado acerca de los asesinatos para proteger a la dictadura militar que llevan a la muerte del arzobispo Oscar Romero y tantos otros civiles inocentes durante las guerras de Centroamérica en la década de 1980, se Deberes tener algunos para hacer Atrocidades que esos no se repitan en el futuro . Socios de hermanamiento tienen aún más razones para estudiar la doctrina social católica para cuestionar y analizar las causas de la violencia y la pobreza de manera directa que perjudica a sus socios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Datos personales