Praeter um sententia

¿Qué es vivir en un país en vías de desarrollo? Ofrecemos el punto de vista de uno. La intención es mostrar las ideas detrás de vanguardia en un medio ambiente de seguidores

Buscar este blog

Cargando...

lunes, 25 de abril de 2011

Humo en Tegucigalpa






Sucede cada año, cuando llegan los meses más calurosos, los niveles de contaminación en el aire, alrededor de la capital hondureña, aumentan.. Las causas son muchas y los efectos son terribles. Se puede mencionar el cierre del aeropuerto de Toncontín, pero la peor son los daños sobre la salud de todos los que habitamos en el área afectada.







Este año, el humo ha sido particularmente espeso. Desde inicios de marzo el humo se fue acumulando hasta formar una espesa capa sobre gran parte de Francisco Morazán. Para mediados de abril era el tanta la contaminación que el aeropuerto estuvo cerrado por varios días. Ya para semana santa, ni la lluvia fue suficiente para aclarar los cielos. Nuestra indiferencia ante situaciones graves nos lleva al deterioro de nuestro país.







Como ya es costumbre, cuando empieza a hacer calor, al humo emanado por los automotores y la industria se suma el de los incendios forestales y las quemas que se hacen en la zonas de cultivo. Así fue como para inicios de marzo la nube que cubre el Distrito Central se comenzó a formar.





Ya en el mes de abril era imposible ver el cielo sobre la capital. En ocasiones parecía que el sol no salía. El aeropuerto fue cerrado varios días, los días que abrió solo se hacía aproximaciones instrumentales, ya que el campo visible no llega ni a un kilómetro de distancia. Se podría pensar que este problema era exclusivo del área urbana, pero la magnitud del problema se hacia evidente, también, bajando al valle donde se ubica el valle de San Juan de Flores, también en Ojojona.







Normalmente ocurre que después de alguna lluvia, el humo se disipa, pero eso no fue suficiente en este caso. El miércoles santo cayó la primera lluvia, se esperaba que el cielo hubiese aclarado para el jueves pero no fue así. El mismo jueves en la noche volvió a llover. Una tormenta eléctrica bastante copiosa y duradera, mas el viernes aun había humo en el cielo.
Los hondureños tenemos mil preocupaciones, que si el estatuto del maestro será derogado, que si algún grupo saldrá a manifestarse en las calles, que si aumentará el precio de los combustibles. No es que no sean asuntos importantes, pero hay temas más importantes aun. Lo más preciado que tenemos es la vida, y deberíamos preocuparnos por cuidarla, la contaminación van en detrimento de nuestra salud. Además solo tenemos este país, si no lo valoramos otros se aprovecharán de nuestro recursos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Datos personales